ESCRITURA EFICIENTE (II): Establece tus capítulos

En un post anterior os decía que iba a contaros de qué manera decidí estructurar la novela en la que estoy trabajando. Estuve probando mucho: desde programar un recorrido más estricto a hacer pequeños resúmenes sin tener muy claro qué hilo debería seguir mi novela hasta dejarme llevar y simplemente esperar a ver dónde me llevaba la acción. Válgame la redundancia.

Puesto que no llegue a ser totalmente eficiente, o al menos no del modo como yo misma deseaba – como comenté anteriormente, después de 7 capítulos decidí un “start over again” – me replantee las cosas. Había leído hace tiempo unos consejos sobre como se debía plantear uno escribir su novela, sobre todo si era principiante. La única pega que le veía al asunto es que se trataban de consejos recomendados para escribir no ficción. Con lo cual, no era mi caso. Puesto que sí estoy escribiendo ficción. Pero aún así, me atreví dedicar un par de días al asunto: uno para reflexionar y otro para estructurar. Luego una semana para probar. Lo cierto es que a día de hoy decidí quedarme con el sistema.

Ojeando el libro de Victor Cannon, “Write that book”, me quedé totalmente convencida de que el sistema que pensaba adoptar está totalmente recomendado para literatura de no ficción. (esta parte junto a muchos otros puntos para enfatizar sobre el proceso)

Sin embargo, me quedé con lo que más me valía: establecer una ruta a través de los capítulos. – recordad el MIX DE PROCESOS que mencionaba en el post anterior – Como está claro que en muchos casos no vas a tener TODOS, absolutamente todos los detalles de tu historia definidos a la perfección en tu cabeza, no podrás hacer una estructura calcada. Pero si una guía que te ayude a ordenar tus propias ideas y seguir el hilo cada día. Tanto para investigar, como para seguir con el trayecto.

SELECCIONA EL NÚMERO DE CARTULINAS CORRESPONDIENTES A TU CAPÍTULO Y 3 EXTRAS
SELECCIONA EL NÚMERO DE CARTULINAS CORRESPONDIENTES A TU CAPÍTULO Y 3 EXTRAS

Partiendo de la premisa que sabe a grandes rasgos como va a ser tu novela y cual sería el curso de los hechos – más o menos -, te recomiendo que vayas pensando en el número de capítulos que debe tener tu libro (en el post anterior he detallado como sería el proceso de decisión).

Una vez decidida la cantidad total de capítulos, elige unos post-it o cartulinas. Por ejemplo, si tienes pensado escribir 10 capítulos para tu novela, elige ese número de post-it o pequeñas cartulinas y 3 extras. ¿Por qué tres extras? Por si acaso. Siempre debe haber un recurso extra por si algo de lo que ya tienes no te convence.

Ahora bien. Coge tus notas y pon sobre papel un tema por cada cartulina. No deberías tardar más de 20 minutos, puesto que cuanto más obligas a tu mente a ser creativa en menos tiempo, más rendimiento puedas sacarle. Probablemente mucho más que si pasarías horas intentando decidir que anotar en cada cartulina. Es muy probable que cuanto más al límite estés, más creativo seas.

Lo siguiente, pon a la vista sobre la mesa (si usas cartulinas) o en la pared o similares (si usas post-it) todas tus cartulinas sin diferenciar. Léelas bien y elimina las tres que te parecen más débiles y con menos fundamento o carga para tu historia. Como decía Victor Cannon:

Lo que convierte tu libro en un buen libro, es asegurarte de que consigas hacer cada capítulo válido y de calidad para tu lector

O sea, cada uno de ellos, No vale empezar con fuerza para bajar el rendimiento después. Tu lector se sentiría traicionado. Y tú tampoco estarías del todo satisfecho con el resultado final.

DA EL ORDEN DESEADO A TUS CARTULINAS PARA CONSEGUIR ASÍ TU RUTA DE HOJA
DA EL ORDEN DESEADO A TUS CARTULINAS PARA CONSEGUIR ASÍ TU RUTA DE HOJA

Ahora, una vez que hayas eliminado tus 3 capítulos más débiles, clasifica tus anotaciones según el orden en el que vayan a aparecer en tu novela.

Es muy importante en este punto no pecar de “lógica”. Algunos escritores comenten errores pensando demasiado en “cómo debería ser el hilo lógico de las cosas” sin tener en cuenta que es probable que muchos de los que compren el libro nunca lleguen a terminar de leerlo. Mientras el orden lógico no carece de importancia – para nada, además – es igual de interesante asegurarte que la primera mitad del libro es igual de excitante que la segunda mitad. Ya que si muchos solo van a leer la mitad de tu libro, que sea una mitad que les enganche y les haga recordar tu historia.

Por último, después de ordenar tus ideas según el orden que hayas decidido que deban tener en el desarrollo de tu libro, no olvides de poner un nombre a cada capítulo. Y… ¡Voila! ¡Ahí tenéis vuestra estructura! A mi de momento me funciona… junto a un pequeño extra que he añadido a ello: el TIEMPO. Pero esa parte la dejare ya para otro día.

Una última cosa antes de terminar… Ten en cuenta de que el nombre de tus capítulos a veces puede resultar crucial en la decisión de compra, sobre todo al ser autor novel, cuando nadie te conoce ni tiene ese impulso incontrolado de comprarte porque “todo el mundo lo hace” y hay que “estar en la onda”. Así que dedica un tiempo decente (tampoco pasarte) en elegir esos nombres: hazlos interesantes, atractivos, hazlos vendibles. Cada uno de ellos. Ya que los capítulos no son más que una parte clave de tu MARKETING frente a los posibles consumidores. En algún momento incidiré un poco más sobre este tema.

© Oana Frumuzache. Este artículo no puede ser reproducido, redistribuido o comercializado en parte o en su totalidad sin la autorización expresa por parte de la autora.

Fuente de inspiración reciente: Cannon, Victor. “Write that book”. e-book version.
Anuncios

2 comentarios en “ESCRITURA EFICIENTE (II): Establece tus capítulos

  1. Chilly

    Hola! Me parece muy interesante tu manera de establecer los capítulos de una novela. Quizá incluso la llegue a usar tarde o temprano. Me parece muy útil.
    Eso sí, suena gracioso lo de “ruta de hoja”, hasta ahora solo había leído hoja de ruta 😉

    Me gusta

    1. Oana Frumuzache

      Hola Chilly! Gracias por tu feedback. Me alegra que te haya resultado útil la información. Y sí, la “ruta de hoja” es un juego de palabras al revés que me gustó. Ya que primero hago una ruta en mi cabeza para posteriormente recurrir al papel – a la hoja -. De ahí, que le di la vuelta a mi manera “ruta de hoja” en vez de “hoja de ruta”. Espero que la RAE no me tire piedras en señal de respuesta jeje.
      Saludos y te invito a que vuelvas por aquí a dejar tus opiniones.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s